¿Cómo evitar ser timado al comprar por internet?

Hay muchas razones para comprar en línea.  Las mejores ofertas están online. La variedad de productos es gigante.  Comprar es fácil y seguro.  Los envíos son relativamente rápidos.  Incluso las devoluciones de tus compras son fáciles y algunos te los permiten libre de costo.  Comprar nunca ha sido más fácil o conveniente para los consumidores. Ahora más con el COVID-19, ya que es más seguro que salir de casa.

Pero no todo es color de rosas.  Siempre están los timadores con el cuchillo en la boca, en espera de una oportunidad para engañarte, incluso robarte.  El FBI ha dicho que el delito cibernético número uno del 2019 en la mitad de los 50 estados estaba relacionado con las compras en línea: falta de pago o nunca les entregaron de los bienes comprados.

Ciertamente, es algo alarmante, pero esta situación no debería impedirte comprar en línea.  Solo necesitas usar algo de sentido común y seguir estos consejos prácticos.

COMPRA EN TIENDAS CONFIABLE

Las herramientas de búsqueda se pueden manipular los resultados para llevarte a comprar a algunas tiendas.  Si conoce el sitio, la probabilidad de que sea una estafa es bien mínima.  Todos sabemos que Amazon.com lleva mucho tiempo en el mercado.  Del mismo modo, casi todos los puntos de venta minoristas importantes tienen una tienda en línea, Ej. Walmart, Target, Best Buy, Advance Auto, Home Depot, etc.  Tenga cuidado con los errores ortográficos, por ejemplo, dependiendo la tipografía que tengas en tu móvil o computadora, una “r” y una “n” juntas parecen una “m” y creerías estar entrando al sitio oficial cuando no lo es (ej. Arnazon).  Otro asunto es asegurarte de que el dominio es el correcto (.net en lugar de .com, por ejemplo): estos son los trucos más antiguos.  Sí, las ventas en estos sitios pueden parecer atractivas, pero así es como lo engañan al consumidor y terminas brindando tu información a desconocidos.

BUSCA EL CANDADO

Nunca compre nada en línea usando su tarjeta de crédito en un sitio que no tenga SSL (Secure Socket Layers) instalado, como mínimo.  Sabrá si el sitio tiene SSL porque la URL del sitio comenzará con HTTPS, en lugar de solo HTTP.  Al lado aparecerá un icono de un candado bloqueado o desbloqueado lo cual te indicará si el sitio está encriptado o no.  Algunos buscadores te alertan cuando no aparece el HTTPS indicándote que la página “no segura”.

NO COMPARTAS INFORMACIÓN SENSIBLE

Ningún minorista de compras en línea necesita su número de Seguro Social o tu fecha de nacimiento para hacer negocios. Sin embargo, si los delincuentes obtienen esta información junto a tu número de tarjeta de crédito, pueden causar mucho daño. Cuanto más sepan los estafadores, más fácil será robar su identidad.

USA CONTRASEÑAS INDECIFRABLES

Nunca utilices fechas como contraseñas (ej. aniversarios, nacimiento, etcétera).  Tampoco uses números de teléfonos, nombres de personas cercanas ni algo que pueda asociarte con la contraseña.  Es más importante aun cuando realizas operaciones bancarias y compras en línea.  A veces nos cuesta mucho recordar las contraseñas y preferimos recordarlas usando algo que sea fácil de recordar.  Pero alguien cercano a ti pudiese conocer esos pequeños detalles personales para intentar tener acceso a tu cuenta.  También puedes usar programas o APPS que se encargan de manejar tus contraseñas para que nunca las olvides.

NO USES LA MISMA CONTRASEÑA

Cuando abres una cuenta en alguna red social, tienda virtual o foros, el sistema de registro te pide que lo asocies a un correo electrónico y te pide una contraseña.  Aunque pienses que estás facilitándote la vida, utilizar la misma contraseña para distintas cuentas es uno de los errores más comunes que existen.  Con  frecuencia escuchamos en los medios que la seguridad en alguna página de internet fue comprometida, y cuando accedes te exhortan a que cambies tu contraseña a la brevedad.  Al cambiar tu contraseña la persona que te robó la información ya no podrá tener acceso a ella.  Sin embargo, puede intentar acceder a otros lugares utilizando la información robada.  Si tienes la misma contraseña para todas las cuentas, existe una alta posibilidad que tu acceso a otras tiendas se vea comprometida.

REVISA TU ESTADO DE CUENTA REGULARMENTE

No esperes al fin de mes para revisar tus estados de cuenta.  Conéctate regularmente, especialmente durante la temporada de vacaciones, cuando uno hace mayor uso de sus recursos en lugares que no frecuenta regularmente.  Seleccione solo una tarjeta de crédito para comprar en línea y así reducirá el riesgo de comprometer sus recursos en la web.  Si su institución de crédito tiene la alternativa de generar un número de tarjeta de crédito distinto, asociado a su tarjeta principal para cada transacción, utilícela.  Evite usar una cuenta bancaria para ello.  Si la información de la cuenta de banco se viera comprometida, el timador pudiera tener acceso a los fondos de tu cuenta bancaria.

NO HAGA PAGOS A TRAVÉS DE ENVÍO DE DINERO

Tener alternativas de pago al momento de comprar por internet es una conveniencia.  Sin embargo, cuando un vendedor te solicita el pago a través de estas compañías de envío de dinero, piénselo bien.  Es como si le estuviera enviando el dinero en efectivo sin ninguna garantía, a una persona que no conoces en cualquier lugar del mundo.  Recuperar ese dinero es prácticamente imposible.

VERIFIQUE Y ACTUALIZE SU COMPUTADORA

Cuando instala algún programa o juego “gratuito” asegúrese de que sea de una fuente confiable.  Podría estar instalando un virus o “malaware” oculto.  Tener un antivirus o programas que protegen contra los “malaware” y “phishing” podría ahorrarle muchos dolores de cabeza.  Grandes compañías y gobiernos han sido objeto de ataques cibernéticos de este tipo.  Mejor asegúrese que sus herramientas “antimalaware” estén siempre actualizadas. De lo contrario, pueden dejar entrar cualquier amenaza nueva, y siempre hay amenazas nuevas.

PRIVATIZA TU WI-FI

Si está comprando a través de un punto de acceso público, use las que se encuentran en las tiendas Starbucks o Barnes & Noble.  Por lo general, se puede confiar en los proveedores de Wi-Fi en estos puntos de acceso gratuitos (Ej. AT&T, T-Mobile, Claro, Liberty, etc.), pero probablemente también debería usar una red privada virtual (VPN) para estar aún más seguro.  Básicamente un VPN es que un programa en tu dispositivo se conecta a una red local a través de Internet de una forma encriptada.  En tu hogar, separa el acceso de tu Wi-Fi local con un acceso independiente para los visitantes.  Para ello deberás leer el manual del Modem provisto por tu proveedor o el manual del Router que tengas instalado.  Cada uno tiene una forma distinta de configurarse.  Si no tienes el manual puedes hacer una búsqueda por internet.

EVITA COMPRAR EN PUBLICO

Nadie está exento de que le roben la información de la tarjeta de crédito cuando pagas en la caja registradora, pero con mayor frecuencia se crean sistemas para evitar el fraude, como por ejemplo, el “chip” de la tarjeta en vez de la banda magnética.  Pero imagina que estás sentado en un café público, con tu móvil en mano conectado con todas las seguridades antivirus y VPN.  Cuando haces una compra online, por lo general te piden los tres dígitos que aparecen en la parte de atrás de la tarjeta.  Mientras haces la compra, alguien podría estar espiando tu nombre, número de tarjeta y los tres dígitos.  Con las cámaras que traen los móviles de hoy en día, es fácil hacer un acercamiento de alta resolución y tomar una foto de la tarjeta sin que lo notes.

UTILIZA LOS APPS DE TUS MÓVILES

En vez de efectuar tus compras en el sitio web a través de un buscador, utiliza mejor las APPS proporcionadas directamente por los minoristas (Ej. Amazon Shopping, The Home Depot, etcétera).  De esa forma no hace falta confirmar métodos de pago, ya que han estado establecidos previamente al configurar tu cuenta, además de que la conexión es directa a la tienda virtual y no a través del sitio web.

USA TU MÓVIL PARA PAGAR

Hoy en día, pagar por tus artículos en una tienda física utilizando tu móvil es bastante común.  Es aún más seguro pagar con el móvil que usar la tarjeta de crédito. El uso de una aplicación de pago móvil como Apple Pay y Google Pay, genera un código de autenticación exclusivo para esa compra, así que nadie podría reutilizarlo.  En adición, muchas aplicaciones de teléfono ya aceptan pagos con Apple Pay y Google Pay.  Solo necesitas tu huella digital, reconocimiento facial o código de acceso para que completes la compra al instante.

CUIDADO CON LAS TARJETAS DE REGALO

Cuando compre tarjetas de regalo en línea, hágalo en tiendas reconocidas; a los estafadores les gusta subastar tarjetas de regalo con muy pocos o ningún fondo de dinero en sitios como eBay.  Es posible que obtengas una tarjeta y descubra que ya ha sido utilizada. Asegúrese de que al sitio que le está comprando tenga una excelente política de garantía. Mejor aún, simplemente vaya directamente a una tienda minorista para obtener la tarjeta física.

VERIFIQUE QUIEN LE VENDE

Si desconfía de una tienda web, realice su debida diligencia.  Visite bbb.org para ver un directorio de negocios en línea y un rastreador de estafas.  Utilice buscadores como Google y Yelp para investigar y leer las reseñas de minoristas.  Aun así, si lo único que ve son solo comentarios positivos y no puede determinar si las reseñas son clientes legítimos, siga su instinto.  Como mínimo, asegúrese de tener una dirección física y un número de teléfono en servicio de a quien le compra.  Cualquier problema tiene un lugar para presentar su queja.  De hecho, llamarlos antes de realizar el pedido podría aclarar varios asuntos como por ejemplo su política de devolución y/o garantías debido a cualquier problema después de la compra.  Ante la duda, saluda.

¡QUÉJESE!

Si lo han timado cuando ha comprado en línea no se avergüence.  Por el contrario, quéjese al vendedor. Si no obtiene resultados, repórtelo a la Comisión Federal de Comercio o al Departamento de Asuntos al Consumidor, incluso al FBI.  Quejarse puede dar resultado, si ha comprado localmente o en alguna tienda online de los Estados Unidos en lugar de hacerlo en tiendas extranjeras.  Haga mucho ruido en las redes.  Deje una reseña negativa con su experiencia y frustración.  Explique claramente como lo han timado para que otros no caigan en la trampa.

Listo. Ya eres un BasicoExperto en reducir los riesgos al comprar por internet.

¿Quieres que hablemos de algún tema en específico?  Envía tus preguntas o sugerencia de temas a: info@tecnobasico.com.

Suscríbete a nuestro Newsletter para que recibas las notificaciones de los nuevos temas que estaremos tocando.

¿Hemos omitido alguna información? ¿Tienes algún otro consejo? Comenta abajo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *